Por qué la segunda mano es "cool" (para el planeta y para tu bolsillo)

0 comentarios

Vestir ropa de segunda mano con orgullo, no con vergüenza. Atrás ha quedado la idea de que la segunda mano es algo cutre y para gente sin posibilidades.

El mercado de segunda mano ha encontrado en la moda a su clientela más fiel. Sus compradores se definen por apreciar la originalidad de las prendas sin sentir ningún tipo de rechazo a su vida anterior, viven concienciados con el cuidado del planeta y huyen de la moda en cadena.

Las tiendas de segunda mano no son lo que solían ser, ofrecen una calidad como nunca antes, colecciones cuidadosamente seleccionadas y una experiencia al estilo de la mejor boutique.

Hay, en parte, un cierto espíritu de rebeldía en quienes secundan este tipo de consumo. Vestir de segunda mano es mucho más que vestir de forma diferente y sostenible, hemos cambiado completamente el modelo de armario. Las grandes cadenas nos han impuesto el modelo de ‘cambia tu armario cada temporada, que es muy barato’. Hay una especie de bombardeo de compra más ropa y hay gente, cada vez más, que reacciona a esto.

En nuestra era de la información, con el protagonismo de las redes sociales, la mayoría de las personas no quieren ser fotografiadas con el mismo look (aunque no hay nada de malo en volver a usar la ropa); pero somos cada vez más conscientes de los efectos nocivos de la moda rápida.

La moda sostenible es definitivamente una tendencia que no se desvanecerá en un recuerdo lejano, ya que el creciente interés por reciclar la ropa llena tiendas de ropa aprovechable y deja vacíos los vertederos.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados
La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir que todas las cookies" te brinden la mejor experiencia. Haz clic en Aceptar cookies para continuar usando el sitio
Te has suscrito correctamente
ico-collapse
0
ic-cross-line-top
Top
ic-expand
ic-cross-line-top